Bossauto, fabricante de una amplia gama de productos para el profesional de la reparación, ofrece al taller la gama completa de pistolas de limpieza Evergreen, complementadas con productos de limpieza Nanoskin y los discos Autoscrub, marcas que Bossauto comercializa en exclusiva para España.

Las pistolas Evergreen forman parte de un sistema de limpieza del vehículo por aire, sin usar agua ni aerosoles y que permiten reducir un 80% el empleo de productos químicos como siliconas o ceras. Además, son pistolas que funcionan a bajas presiones, por lo que el taller no necesita un gran compresor para hacerlas funcionar.
El sistema Evergreen consta de ocho pistolas y accesorios diferentes, dos de ellas para la limpieza de plásticos y tapicería, una para la limpieza de partes metálicas como motores o llantas, otra destinada a superficies como vinilos, goma, caucho, plástico, cuero o madera, dos pistolas con el nuevo sistema de soplado de líquidos limpiadores y aspiración simultánea de éste -con diferentes boquillas y cepillos- y una pulverizadora.
Salvo las pistolas con aspiración, el resto se pueden combinar con una amplia gama de productos de limpieza ecológicos Nanoskin. La formulación de estos químicos se ha realizado siempre buscando que no generen siliconas ni residuos. La gama la componen un desengrasante y limpiador (para plásticos, metales o caucho), un jabón (sin ceras), un gel para interiores (que protege las superficies y retrasa la aparición del polvo), un limpiador específico para ruedas (llantas y neumáticos), un limpiador/acondicionador para cuero y vinilo (con inhibidores de rayos UV, para retrasar la decoloración por el sol), un quitamanchas (que además absorbe olores), un abrillantador-protector base agua, un spray a base de polímeros (que repele el agua), una cera protectora (ante los rayos UV y antiestática) y un limpiacristales sin VOC (válido también para otras superficies, como elementos cerámicos, acero inoxidable, superficies pintadas y plásticos como poliestireno, ABS o policarbonatos).
La gama se completa con los discos y kits Autoscrub, que permiten sustituir el uso de body clay (plastelina) y que, con la ayuda de una lijadora rotorbital de ø3 eliminan fácilmente los pulverizados, resinas, agentes químicos y otros contaminantes del vehículo. Se puede aplicar también en cristales, molduras y piezas de plástico. Los discos Autoscrub se deslizan sin esfuerzo, lo que permite un manejo fácil y controlado y una gran rapidez, ya que en unos 20 minutos se puede pulir un vehículo entero. Además, estos discos destacan por su gran durabilidad, aguantando la descontaminación de entre 60 y 80 vehículos con el mismo disco.