Glasurit amplía constantemente su gama de bases para mezclar de forma que los talleres puedan localizar la coincidencia perfecta, incluso para los tonos más raros. El producto más reciente es Glasurit 90-A 155 amarillo lima.

La nueva base de mezcla forma parte de la reciente tendencia de experimentar con el color. En Europa y Asia, esta actitud de "todo pega con todo" significa que sobre los coches se pueden adquirir colores llamativos y brillantes, como un vívido tomo de amarillo verdoso. Actualmente se ajustan unos 40 colores con 90-A 155.

Glasurit 90-A 155 contiene un pigmento amarillo verdoso muy puro y transparente que da a los tonos amarillos un subtono verde y, a los colores con efectos especiales verdes, un subtono amarillo, tanto en la vista frontal como lateral.

Con el nuevo color de base de mezcla, los talleres pueden obtener colores de repintado más precisos, tanto para pinturas con efectos especiales de color verde amarillento como amarillo verdoso.