En algunas ocasiones, tras realizar un proceso de repintado de un vehículo -o de una de sus partes-, quedan descuelgues de pintura o pequeñas motas que afean toda la reparación. Ante dicha tesitura, Bossauto pone a la venta sus nuevas Iron Mask. Se trata de una lámina que se utiliza a modo de plantilla de recubrimiento/enmascaramiento en acero inoxidable para prevenir el lijado excesivo de la superficie en procesos de lijado y facilitar la eliminación de pequeñas imperfecciones.

Se superpone sobre la pieza, dejando a la vista el defecto a subsanar, y se procede a la reparación del mismo, ya sea con cuchilla, cutter, pulidora... Iron Mask, al estar fabricada en acero inoxidable, puede reutilizarse de 8 a 10 veces.