Juan Manuel Alonso representará a Carglass España en el Best of Belron de Frankfurt, que se celebra los próximos 27 y 28 de junio. Este técnico, natural de Palencia y residente en León, se ganó ese derecho al proclamarse campeón del último Best Of Belron nacional, celebrado en Barcelona. Juan Manuel acude a la competición mundial “muy animado porque la preparación ha sido muy larga, hemos visto ya los frutos y, a falta de una semana, estamos de momento muy bien. No estamos nerviosos ni nada, sino contentos y con muchas ganas de que llegue la fecha”.

La preparación empezó el 15 de enero y desde entones Carglass ha proporcionado al representante español un preparador físico. “Es Alain López, la única persona que hay en España que entiende de deporte y de cristales; y subcontrató a una preparadora física muscular y fisioterapeuta recuperadora, un dietista y una coach”, comenta Juan Manuel Alonso. “Durante seis meses he tenido, por las mañanas, una preparación de entrenamiento técnico en taller, con montaje y desmontaje del vehículo que se va a usar para la competición; y por las tardes, una parte física: correr o gimnasio. La preparación se ha diseñado como si fuera un deportista de élite”.

El técnico, que lleva doce años en Carglass, anima a sus compañeros a apuntarse para la próxima competición nacional. “La preparación del Best of Belron internacional es algo muy especial y que te sientes como un deportista de elite. A todos nos gusta sentirnos especiales en algún momento y nos tratan como si fuéramos unos elegidos”.

En su opinión, “este año tenemos más probabilidades que nunca. No sabemos si mejor o peor, pero distinta a la de otros años sí ha sido. Claro que tenemos posibilidades de ganar, estamos contentos y creemos que lo estamos haciendo bien”.

Juan Manuel cree que el cambio de parabrisas es la prueba más complicada y, dentro de ellas, la de calibrado. “Los sistemas ADAS de asistencia al conductor incluyen funciones como el detector de carril, el lector de señales, la ayuda al aparcamiento,... Son sensores que tienen mucha importancia para la seguridad y como de apoyo al conductor. Antes de comentar a trabajar en cualquier vehículo, realizamos un test inicial para comprobar que las cámaras y el funcionamiento del ADAS es correcto. Tras la sustitución, lo primero que se hace es volver a calibrar esa cámara. Porque en cuanto mueves un milímetro la cámara, le cambias el enfoque y debes hacerle una calibración para que vuelva a funcionar correctamente”.