Línea Directa Aseguradora acaba de inaugurar su primer Centro Avanzado de Reparaciones para vehículos, CAR, en Barcelona, que supone, además, el segundo a nivel nacional para dar servicio tanto a los asegurados de la compañía como al resto de conductores particulares.

Este Centro de Reparaciones, que ha supuesto una inversión de más de dos millones de euros, pretende convertirse en un referente a nivel europeo en el arreglo de chapa y pintura de vehículos. En sus más de 7.000 metros cuadrados, CAR incorpora tecnología innovadora y los últimos procedimientos digitales para reducir los tiempos de reparación y mejorar el servicio al cliente.

Además, CAR incluye el Plan Integral de Movilidad de Línea Directa a través del cual los clientes podrán disponer, de forma gratuita, de un automóvil de marca premium durante todo el tiempo que su coche permanezca en el taller. Adicionalmente, los conductores que acudan a CAR obtendrán peritación inmediata, garantía de recambios originales, garantía de pintura de por vida o servicio de recogida y entrega del vehículo a domicilio, entre otros beneficios.

Por otro lado, CAR da un paso en su apuesta por la movilidad eléctrica, contando con maquinaria específica y personal cualificado para la reparación de vehículos eléctricos, así como diversos puntos de recarga. Igualmente, el taller dispone de políticas de eficiencia energética y de reciclaje de residuos para fomentar las buenas prácticas medioambientales.

Para Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, “el Centro Avanzado de Reparaciones nos va a permitir acompañar a nuestros asegurados de Barcelona que decidan reparar aquí sus vehículos durante todo el ciclo de tramitación de un siniestro. En este sentido, vamos a poder supervisar directamente hasta el último detalle de la reparación, una de las gestiones más importantes para nuestros clientes tras sufrir un accidente”.