Si ya tenemos un parque totalmente envejecido, contaminante y caro de mantener por ello, no creo que esta subida consiga probablemente el efecto recaudatorio que cabría de aumentar un 3 % la facturación. Por desgracia, seguro que saldrán más indeseables de economía sumergida, se aumentará la picaresca ante la necesidad y los talleres con estructuras serias, legalizadas y que mantienen multitud de puestos de trabajo se verán afectados en la disminución de trabajo, ya que muchos se derivarán hacia la clandestinidad económica.

Desearía que la Administración, ante estas medidas, también fuese capaz de perseguir la economía clandestina dentro del mundo de los talleres. Si es así, si demuestra por parte de la misma que es capaz de frenar esa lacra que nos sangra, perfecto. Si no es así, otra vez más volverán a pagar los mismos, los ciudadanos y empresas responsables a los que se les está aportando (de momento) medidas que les cause un respiro. Son simplemente medidas de “urgencia” de fácil ejecución, pero de dudosa efectividad.

Espero realmente equivocarme en la predicción y ver cómo la Administración es capaz de luchar contra los indeseables que no pagan sus impuestos, pero de una forma severa y eficaz. Si no, habrán contribuido, con esta medida, a que esos individuos vivan cada vez mejor a costa de los sacrificios de las empresas modestas.