La variedad de métodos y equipos de soldadura en la industria es muy amplia, como consecuencia de que cada uno de ellos presenta unas peculiaridades, en forma de ventajas y limitaciones de uso, que hacen que cada uno de ellos sea el indicado para determinados trabajos, destaca un artículo del Blog Ruta 401 de Loctite.

Los equipos de soldadura se clasifican en métodos de soldadura de arco, de llama o de resistencia eléctrica. A su vez, dentro de esta clasificación, se pueden diferenciar los procedimientos de soldadura homogénea, homogénea autógena y heterogénea blanda o fuerte.

En relación a la industria del automóvil, estos son los métodos de soldadura más empleados en reparación:

  • Soldadura eléctrica por arco de hilo. Dentro de ella, los procesos MIG, MAG y F/MCAW son homogéneos, y los procesos MIG Brazing heterogéneos fuertes.
  • Soldadura eléctrica por puntos de resistencia. En este caso, se trata de un método de soldadura homogéneo autógeno.

Además de los equipos mencionados, pueden encontrarse otros que, aunque son menos utilizados actualmente, siguen teniendo cierta presencia. Son los equipos de soldadura eléctrica por arco con electrodo revestido, y los equipos de llama oxiacetilénicos.

Las principales características de los métodos de soldadura más empleados en la reparación de carrocerías se pueden conocer pinchando AQUÍ.