Pumarca, recientemente nombrado distribuidor de PPG en Sevilla, ha inaugurado el pasado jueves unas nuevas instalaciones en Alcalá de Guadaira (Sevilla). Estas instalaciones incluyen el primer Centro de Formación de pintura de automoción de la provincia, con equipos de última tecnología en la reparación de vehículos.

Asimismo, estas nuevas instalaciones también disponen de un amplio almacén, zona de oficinas y sala de mezclas para proporcionar el mejor servicio y soporte técnico.
El acto reunió a un grupo importante de talleres sevillanos, así como algunos de los proveedores de este distribuidor.
Desde su fundación en 1971, Pumarca se ha consolidado como uno de los principales distribuidores de pintura de automoción de Sevilla. Actualmente, la gestión recae en Javier Morillas, la segunda generación de la empresa. Desde hace apenas un año, la empresa ha incorporado la marca PPG como proveedor exclusivo de pintura, lo cual ha supuesto un cambio importante, que tiene entre otras consecuencias la inauguración de este Centro de Formación.