R-M, una de las marcas premium de pintura de BASF, mejora su tecnología de medición con el lanzamiento del nuevo espectrofotómetro Colortronic 12/6, que incorpora doce geometrías para asegurar una tasa perfecta de ajuste para identificar el color exacto. Además, la actualización del Color Explorer y Shop Master posibilitan que los resultados de medición se ajusten incluso de forma más precisa. Para su lanzamiento en Europa, Berry Koojman, ganador del R-M International Best Painter Contest 2016, ha sido elegido para presentar la nueva generación de herramientas de color, Colortronic 12/6.

El espectrofotómetro Colortronic 12/6 de R-M presenta tanto un nuevo hardware como software. Un total de doce geometrías aseguran unos resultados de medición incluso más precisos: la cámara a color reconoce los efectos en acabados metálicos / perlados basándose en seis fotos de seis ángulos diferentes, lo que hace posible un ajuste de color más aproximado al objetivo. Una nueva función es el aviso de temperatura, el cual aparece cuando el vehículo ha estado expuesto al sol durante demasiado tiempo.

Colortronic 12/6 también presenta operaciones más simples y funciones adicionales a través de una pantalla táctil de fácil uso. Los datos de medición pueden ser transmitidos a la estación de trabajo vía WiFi, incluso a grandes distancias. Esto permite al pintor realizar la medición de color incluso en el momento en el que el cliente está dejando su vehículo en el taller. A la inversa, las tareas almacenadas en la base de datos pueden ser cargadas en el espectrofotómetro y ser procesadas allí.

En la estación de trabajo, el actualizado software se utiliza para comparar los datos captados por Colortronic 12/6 con la existente base de datos de color. Los colores son expuestos uno junto al otro como barras de color. Un índice indica el porcentaje en el cual la fórmula de mezcla se ajusta al color de medición hasta conseguir el color medido de manera precisa. El nuevo algoritmo ayuda a ajustar el color al objetivo. El color puede ser visualizado en forma de curvas de espectro.

Por otro lado, R-M destaca la mejora del mantenimiento del dispositivo y su fiabilidad. Por ejemplo, cada vez que el espectrofotómetro se activa se calibra automáticamente y sólo es necesario hacer una calibración manual una vez al mes. Si el dispositivo no se está utilizando, entra en estado de reposo, mientras que la batería se recarga de forma más rápida.