El receptor del taller juega un papel fundamental en el desarrollo del día a día del negocio. Al ser la cara visible y estar en contacto directo con el cliente, tiene la posibilidad de aprovechar cualquier oportunidad para incrementar la venta cruzada de productos y servicios del taller, pero, además, es el responsable de proyectar una buena imagen de la organización.

Este puesto precisa de conocimientos técnicos y habilidades comerciales, aunque también es fundamental generar confianza en el cliente y transmitir seguridad. Estos valores van de la mano de los objetivos buscados por los talleres miembros de la Red R-M Premium Partners.

Por este motivo, diez de los 30 actuales miembros de la Red han recibido, recientemente en Madrid, una formación desarrollada por Valcor Consultores, formadores de Proassa, en la que se han trabajado situaciones habituales del día a día del taller y se ha hecho hincapié de la importancia que tiene la comunicación en una buena gestión de relaciones con los clientes.

Según destacan desde la enseña R-M Premium Partners, “que nuestros socios estén bien formados en los diferentes aspectos que influyen en el buen desarrollo de su negocio es uno de los principales objetivos de la Red. Por ello, desde la marca intentamos ayudarles con formaciones que les ayuden a desarrollarse cada día mejor”.