En 2016, el 7,5% de los accidentes de tráfico tuvo involucrado a un ciclista, lo que supuso 7.673 accidentes en toda España, según los últimos datos de la DGT recogidos por la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial (Formaster), que también hace hincapié en el aumento de la mortalidad de ciclistas en las vías Españolas. En los últimos cinco años la mortalidad de los ciclistas en las carreteras ha aumentado un 36,7%.

Respecto a heridos graves que necesitaron hospitalización, el 7,5% de ellos, unos 736, fueron ciclistas. Otro dato que ha aumentado en un 25% en los últimos cinco años. De cada 100 accidentes donde está involucrado un ciclista, diez de ellos resultan heridos graves con necesidad de hospitalización o fallecen. Un dato muy preocupante que deja entrever, según Formaster, que hay que mejorar la relación Ciclista - Conductor en las carreteras españolas.

El accidente más común en el que se ve involucrado un ciclista es la colisión lateral o frontolateral, con un 24%, seguido del alcance o colisión trasera por no reducir el coche la velocidad ni guardar la distancia de seguridad oportuna, con un 14% de los siniestros. Y el tercer accidente es la salida de la vía del ciclista con un 11% de los siniestros.

Igualmente, Formaster también habla de las infracciones que cometen los ciclistas y que conllevan un accidente. La más común, con un 4,6%, es no mantener la distancia de seguridad en carretera, seguida de no respetar la prioridad en un cruce e invadir el carril contrario. En vías urbanas, el 5% de las infracciones son por no respetar la prioridad en los cruces, mientras que el 4,8% es por circular en sentido contrario. A esto se suma que el uso del casco de ciclista es cada vez más común en vías interurbanas (82%), pero que baja al 28% en el caso de los ciclistas en vías urbanas.