Los últimos estudios y análisis confirman la ralentización del consumo en 2018, y la prudencia de los compradores españoles es sensible a prácticamente todos los sectores. En materia de gasto, el mayor desembolso se observa en la realización de reformas y en el ocio, concretamente en el sector viajes, este último con un crecimiento del 5% respecto al año anterior. Estas son algunas de las principales conclusiones de la presentación del Observatorio Cetelem de Consumo España 2018, bajo el título “El nuevo consumidor español”.

De acuerdo al estudio de Cetelem, el mayor desembolso por parte de los consumidores españoles ha sido el destinado a las reformas del hogar con un gasto medio de 3.343 euros, mientras que los viajes son los siguientes en el ranking, con 1.200 euros de gasto medio y un 5% de incremento respecto a 2017. El resto de gastos realizados en los diferentes sectores se encuentran por debajo de los 1.000 euros de media.

De cara al futuro, el Observatorio de Consumo 2018 pone de manifiesto la prudencia del consumidor, ya que de los once sectores analizados sólo aumentan las intenciones de compra para 2019 en cuatro, entre ellos, Electro/Tecnología (60% vs 59%) y dispositivos móviles (55% vs 52%). Dentro de los dispositivos móviles, Cetelem destaca un dato relevante sobre la importancia de la tecnología en los hogares españoles: el 64% de los encuestados ha comprado algún dispositivo móvil o accesorio en los últimos doce meses, realizando un gasto medio de 400 euros.

Por otro lado, el informe también analiza algunas tendencias del consumo y la distribución. El consumo a través del canal online se consolida, año tras año, pero en cuanto a las grandes superficies frente a las tiendas de barrio, el posicionamiento de las grandes cadenas de distribución frente al comercio tradicional se acentúa. Respecto a la financiación, el 55% de los encuestados declara considerar la financiación como una alternativa de pago para sus compras.

En otro orden de cosas, y tras un crecimiento importante de un 12% en 2017, este año se produce un estancamiento en el porcentaje de consumidores que declara tener una tarjeta de fidelidad de algún establecimiento y hacer uso de ella (69%), siendo los mayores de 45 años los que destacan por encima de la media en ocho puntos porcentuales (77%).

Finalmente, según el Observatorio de Consumo España, el número de consumidores que dice haber comprado productos en el mercado de segunda mano sigue descendiendo. El 19% de los encuestados afirma haber adquirido algún producto de segunda mano en los últimos doce meses, siendo su gasto medio declarado de unos 1.600 euros.