A cierre de 2017, el parque de motos y ciclomotores en España ascendía a 5.288.570, según datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT), con el 52,3% de las motos y el 80,7% de ciclomotores con más de diez años de antigüedad. Desde Lumileds, compañía que fabrica y comercializa la marca de lámparas para el automóvil Philips, llaman la atención del incremento de los defectos graves detectados en estos vehículos en la Inspección Técnica de Vehículos en los últimos años, especialmente preocupante en lo que se refiere al apartado de ‘Alumbrado y Señalización'.

Según un estudio de Lumileds, a partir de los datos publicados por el Ministerio de Industria, en los seis últimos años, con datos cerrados (2011 a 2017), los defectos graves -aquellos que impiden superar la ITV-, detectados en motos y ciclomotores en las ITV españolas en dicho apartado han crecido un 62,6%, pasando de 70.137 a 114.064 al cierre de ambos ejercicios.

Aunque gran parte de este crecimiento de defectos graves se produjo entre 2011 y 2013 (con un acumulado de más del 33% en este periodo) y que, en 2014, se produjo una caída del 2,2% respecto al ejercicio anterior, a partir de ahí se observa un repunte acumulado del 22,8% hasta 2017. Sin embargo, sólo el pasado año se detectaron un 17% más de defectos graves en la iluminación y señalización de motos y ciclomotores respecto a 2016.

En cuanto a los defectos leves, este incremento en el periodo 2011-2017 se observa aún más acusado, según Lumileds, tanto que este tipo de defectos casi se doblaron, pasando de 49.163 a 95.575, lo que supone un crecimiento del 94,4%. Al igual que en los defectos graves, en los leves, el mayor crecimiento se registró entre 2011 y 2013, con una subida acumulada superior al 50%.

No obstante, al contrario que en los graves, los fallos leves han seguido la senda al alza, si bien desde 2014 con porcentajes de subida respecto al ejercicio precedente muy inferiores, por debajo del 6%, con crecimientos en descenso frente a un año antes: 5,7% en 2014 en comparación con 2013; 4,6% en 2015 frente a 2014 y 3,6 en 2015 respecto a 2016. Una tendencia truncada en 2017, cuando se registró un repunte del 6,7% frente a un año antes.

“No debemos de pasar por alto el adecuado mantenimiento del sistema de iluminación de motos y ciclomotores. 'Ver y ser vistos', de día y de noche, es quizás aún más importante cuando hablamos de vehículos de dos ruedas, especialmente vulnerables frente a otro tipo de vehículos", señala Jorge Jiménez, director general de Lumileds Iberia. De ahí la importancia de no posponer la revisión y mantenimiento del sistema de iluminación y confiar en lámparas de la máxima calidad y duración, como las ofrecidas por Philips”.