Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en octubre se redujeron un 6,6% respecto del mismo periodo de 2017, hasta las 88.410 unidades. A pesar de que el mes contó con un día laborable más que el año pasado, el mercado todavía está ajustándose tras el adelantamiento de las compras que provocó la entrada en vigor el pasado 1 de septiembre de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP. Los meses de julio y, sobre todo, agosto registraron incrementos muy elevados de las matriculaciones que ahora se están equilibrando, según el balance de ANFAC, Faconauto y Ganvam.

La caída fue común a todos los canales, si bien es el canal de empresa el que registran la más pronunciada. La reducción de las ventas de las empresas respecto del mismo mes del año pasado ha sido del 9%, hasta las 30.670 unidades. En el acumulado del año, la tendencia sigue en positivo para las ventas de turismos y todoterrenos, con un crecimiento del 10% y 1.131.081 unidades. Destaca el canal de empresas, con un 17% de crecimiento.

En el segmento de vehículos comerciales ligeros, se han matriculado 17.586 en octubre, cifra que supone un aumento de las comercializaciones del 2,8% en comparación con el mismo mes del pasado año. Estos modelos recuperan su tendencia de crecimiento estable, que supondrá un cierre de año al alza. En los diez primeros meses del año, las ventas de vehículos comerciales ligeros crecieron un 8,8%, hasta las 178.749 unidades. El canal de empresas aumentó su peso en el mercado total en octubre, recogiendo el 59,7% de todas las entregas, hasta las 10.502 unidades, con un crecimiento del 4,1%.

Por su parte, las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses alcanzaron en octubre las 3.341 unidades, lo que supone una bajada del 3,9% respecto al mismo mes de 2017. Entre enero y octubre, este tipo de vehículos han alcanzado las 23.519 unidades registradas, lo que se traduce en un aumento de las comercializaciones del 1,8% en comparación con los primeros ocho meses del año pasado.

En palabras de Noemi Navas, directora de Comunicación de ANFAC, “el mercado se está ajustando poco a poco, tras la distorsión generada por la entrada en vigor del WLTP, en línea con las previsiones. El recorte es mayor para empresas y alquiladoras, que tenían más capacidad que el canal de particulares para adelantar compras, pero, aun así, se va moderando. Esperamos que el crecimiento vuelva de nuevo, de manera muy ajustada en noviembre y con más tirón en diciembre, coincidiendo con el cierre de año”.

Para Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, “la resaca del nuevo protocolo de homologación, el WLTP, que infló el mercado en los meses de julio y agosto, todavía se ha sentido en octubre, dejándose de matricular más de 10.000 unidades en octubre por este motivo. Por un lado, en verano se adelantaron muchas ventas y, por otro, el stock de kilómetro 0 que acumulan los concesionarios ha hecho menos competitivo el vehículo nuevo. Esperamos que, de aquí a final de año, la influencia del WLTP descuente otras 10.000 matriculaciones. En cualquier caso, esta nueva caída de las matriculaciones también nos está anunciando un final de año complicado y un ejercicio 2019 que será duro para los concesionarios, con un mercado estancando e incluso cayendo.

Según Elías Domingo, director de Comunicación de Ganvam, “la resaca de las matriculaciones del mes de agosto continúa en octubre, con caídas generalizadas, respecto a los datos de 2017, en turismos de todos los canales. La buena noticia es que el acumulado anual sigue creciendo por encima del 10%, con segmentos especialmente activos como el canal de empresa, que acumula un crecimiento de más del 17% en lo que llevamos de 2018. Los vehículos comerciales ligeros también suben en octubre y lo hacen en el conjunto del año casi un 9%, lo cual es también un reflejo del buen comportamiento de las empresas en lo que va del ejercicio. Los meses de noviembre y diciembre pueden servir para redondear un año con un muy buen comportamiento en la mayoría de los segmentos".