En septiembre de 2018, las matriculaciones de turismos nuevos en la Unión Europea cayeron un 23,5%. Sin embargo, desde ACEA indican que “esto no debería ser una sorpresa, ya que la introducción de la nueva prueba WLTP a principios del mes pasado causó un aumento excepcional en las matriculaciones en agosto (31,2%)”.

Como resultado, la mayoría de los países de la Unión Europea sufrieron pérdidas de dos dígitos en septiembre, incluidos los cinco mercados principales.

Durante los primeros nueve meses de 2018, la demanda de automóviles de turismos en la UE se mantuvo positiva, con un crecimiento del 2,5%, en línea con las expectativas para este año. Al observar los cinco mercados más grandes, la demanda aumentó en España (11,7%), Francia (6,5%) y Alemania (2,4%), mientras que las ventas de automóviles se contrajeron en Italia (2,8%) y en el Reino Unido (7,5%).