Amazon prevé un crecimiento del 50% en su negocio de piezas para automóviles

Amazon prevé un crecimiento del 50% en su negocio de piezas para automóviles

El responsable de Amazon, Jeff Bezos, ha fijado su objetivo en lo que podría ser su siguiente sector a dominar: el negocio de 50.000 millones de dólares (46.500 millones de euros) que supone el mercado secundario de piezas de automóviles dentro del llamado ‘do-it-your-self’. Según fuentes citadas por el periódico New York Post, Amazon habría establecido contratos, en los últimos meses, con grandes fabricantes en Estados Unidos, incluyendo a Robert Bosch, Federal-Mogul, Dorman Products y Cardone Industries, lo que podría afectar a los minoristas del país, como O’Reilly Auto Parts, Advance Auto Parts, AutoZone y Genuine Parts.

Amazon, que obtuvo unos ingresos de 128.000 millones de dólares (120.000 millones de euros) en su último año fiscal, finalizado a 30 de septiembre de 2016, ve cómo su negocio de piezas de automóviles puede expandirse más del 50% este año, hasta los 5.000 millones de dólares (4.650 millones de euros), según la predicción de un analista de Wall Street que ya circula entre los clientes.

Mientras que algunos observadores de Wall Street son escépticos de que el gigante de la distribución vaya a tener éxito en este segmento de mercado, al igual que ya tiene con libros, productos electrónicos y juguetes, otros creen que su responsable Bezos ya se está moviendo. En este sentido, la plataforma está ampliando su selección de piezas de marca y ya las está vendiendo a un precio menor que sus competidores.

Por ejemplo, una Batería RedTop Optima 34 se ofrecía a 166 dólares (154 euros) en Amazon, en comparación con los 216 dólares (201 euros) de AutoZone. Además, Amazon ya está ofreciendo la entrega de las piezas en el mismo día en 40 grandes ciudades de Estados Unidos, a precios un 23% más baratos que los de O’Reilly, Advance y AutoZone.

Según los ejecutivos de la industria, citados por el New York Post, existe una brecha creciente entre fabricantes y minoristas debido a una búsqueda agresiva de piezas de marca blanca de empresas extranjeras, que beneficia a las tiendas pero a expensas de los fabricantes, cuya lealtad ha desaparecido. Además, Amazon, en algunos casos, ha estado pagando a los fabricantes hasta un 30% más por los mismos recambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*