En instalaciones con un espacio de aproximadamente 500 metros cuadrados, Audi está realizando pruebas con nuevos formatos de formación en la Audi Academy. Este sistema integra laboratorios de software, salas de autoaprendizaje y laboratorios de realidad virtual o impresión en 3D, componentes clave para el ecosistema de aprendizaje digital.

Transmitir las competencias correctas en el momento ideal, de forma individual, accesibles en cualquier parte del mundo y que siempre estén disponibles. Con este objetivo, Audi aborda la formación de sus empleados para asuntos estratégicos del futuro, tales como la digitalización y la movilidad eléctrica. La compañía está probando actualmente varios conceptos e ideas de esta índole en la Audi Academy, en Ingolstadt.

Entre otras cosas, se ha diseñado un laboratorio de realidad virtual, en el que ensayar este nuevo formato de aprendizaje. Estos cursos de formación en realidad virtual ya se han usado para instruir a los empleados que forman parte de la producción del Audi e-tron en Bruselas o en aspectos logísticos. Además, se está probando una sala de autoaprendizaje en la que se investiga el entorno óptimo para la formación continua cerca del lugar de trabajo. El contenido para las certificaciones digitales se produce en varios estudios multimedia y laboratorios de software.

La formación y la cualificación son elementos claves en el plan de transformación con el que Audi se prepara para su transición hacia una compañía digital automovilística premium. En 2018, la empresa aumentó su presupuesto para formación en un tercio, hasta los 80 millones de euros. Para 2025, Audi planea invertir más de 500 millones de euros.

Audi reúne todas las actividades relacionadas con la formación y el desarrollo de competencias en la Audi Academy, que abarca desde asuntos técnicos e interdisciplinarios para el desarrollo personal, management y trabajo en equipo, hasta formación social, de habilidades emprendedoras e interculturales.