Electrolinera_DSC3697El presidente del Grupo Bosch para España y Portugal, Frank Seidel, junto a diferentes autoridades, inauguró en la sede central de la compañía en Madrid una instalación de recarga para automóviles eléctricos, scooters y e-bikes que incluye una “fotolinera”.

También se llevó a cabo, del mismo modo, la inauguración de una planta fotovoltaica de 331 kWp, que ocupa una superficie de 3.000 m2 y produce 430.000 kWh, equivalente al consumo energético medio anual de más de 140 viviendas unifamiliares de cuatro personas.

Dentro del área de actividad Técnica de Automoción, la más relevante del Grupo Bosch, la energía solar fotovoltaica presenta grandes oportunidades de crecimiento, pues permite utilizar esta energía limpia para la recarga de las batería de los vehículos eléctricos. Esto le permite a Bosch la gran ventaja de ofrecer a los fabricantes de automóviles una solución completa, desde componentes, batería y alimentación hasta la gestión de recarga.

Bosch apuesta por la electrificación del vehículo en todas sus variantes, desde el micro-híbrido hasta el vehículo eléctrico puro, pasando por diferentes grados de hibridación y autonomía extendida.  Por ello está invirtiendo en el desarrollo y fabricación de todos los componentes: motores, electrónica y baterías.

Uno de los primeros vehículos eléctricos que empleará esta instalación de energía solar será un Smart de tercera generación, que monta un nuevo motor eléctrico surgido de la empresa conjunta creada el pasado año entre Daimler y Bosch.