Ugac2012Como viene siendo habitual cada año, el pasado viernes 6 de julio tuvo lugar la cena que con motivo de la fiesta patronal celebró la Unió d'Empresaris d'Automoció de Catalunya en un conocido restaurante de L'Ametlla del Vallés.

Entre los 120 asistentes a la cena se respiraba un cordial ambiente de camaradería, aunque no pudo evitarse un ligero trasfondo pesimista.

Carles Torras, secretario general de la Unió Empresarial, fue el encargado de agradecer la presencia de los talleres concurrentes, así como la de los diferentes espónsors y colaboradores. Por su parte, Domingo Comas, como presidente, llamó a defender los intereses de este colectivo en su parlamento y aunque aseguró que no era la noche apropiada para hablar de los problemas que a todos nos afectan, no pudo evitar unas palabras de censura al sistema financiero.

También dedicó unas palabras para asegurar que sólo el esfuerzo y el sacrificio serán los artífices de nuevos puestos de trabajo.

Como es costumbre a lo largo de la velada se entregaron las placas de reconocimiento a diferentes personajes del sector que en este caso fueron para Pere Bonet y Joan Bigas Gallifa, además de la correspondiente a Nürburgring Motor en las personas de Josep Manel Bote y Sergi Sallent Gimeno.

Igualmente recibieron un diploma por sus 25 años de filiación Joan Piella Juncás de Taller Auto J. Piella y Jacint Argemí Casas de Garatge Cinto.

Tras la cena y el sorteo de regalos, el carismático Fermí Nadal ??" presidente del Gremio de Automoción durante 8 años ??" presentó al animador del fin de fiesta, un desembolso que la organización podría haberse ahorrado ya que el propio Nadal fue capaz de arrancar más carcajadas de la audiencia que el propio humorista.

Por cierto que Nadal en petit comité, mostró a Talleres en Comunicación su inquietud por la marcha del sector y nos explicó cómo se ha encontrado con clientes de toda la vida que acudían para reparar su vehículo pero que no disponían de dinero suficiente. Él se las ha tenido que ingeniar para ofrecerles soluciones y no dejarlos en la estacada.

Tiempos difíciles.