El Grupo Continental anunció recientemente que ha alcanzado sus objetivos anuales para 2014 y, al mismo tiempo, cumple varias metas establecidas a largo plazo. La empresa registró la cifra de negocio de 34.500 millones de euros, logrando un margen normalizado del 11,3%.

 

El rendimiento de la inversión ascendió en 2014 a exactamente el 20%, lo que supone un aumento por quinto año consecutivo. Asimismo, la deuda financiera neta se redujo en casi otros 1.500 millones, situándose en unos 2.800 millones de euros, mientras el grado de endeudamiento (gearing ratio) se situó en el 25,6% a finales de año.

Para el ejercicio fiscal en curso, Continental marca un crecimiento de la cifra de negocio de casi el 9%, hasta alcanzar en torno a los 37.500 millones de euros. Ello incluye una aportación de al menos 1.300 millones de euros procedentes de la primera consolidación de la entidad adquirida Veyance Technologies.

Los efectos positivos del tipo de cambio también suponen actualmente mil millones de euros más en la cifra de negocio. El margen EBIT normalizado superará el 10,5% en 2015.
El impulso de crecimiento debería proceder de nuevo de Asia y, en particular, de China, así como de Norteamérica. Continental parte para 2015 con una producción mundial de unos 89 millones de unidades de vehículos de hasta seis toneladas de peso bruto.

"El comienzo del ejercicio 2015 está transcurriendo de manera satisfactoria y confirma nuestras expectativas para todo el año", declaró el presidente de la Junta Directiva de Continental, Elmar Degenhart, para quien "no debemos olvidar, al considerar los resultados, que estos se deben en parte al débil crecimiento de los mercados europeo, ruso y sudamericano".