Diseños de aire personalizados con Flexline de Mann+Hummel

Diseños de aire personalizados con Flexline de Mann+Hummel

El espacio de instalación en un coche es un bien escaso. Las funciones de comodidad, el turbocompresor y turbocompresor múltiple y otros muchos aspectos más han reducido de forma drástica el espacio de instalación disponible en las décadas anteriores, lo cual ha provocado que diseñadores e ingenieros tengan ahora que regatear una cuestión de milímetros de espacio.

Para afrontar este problema, Mann+Hummel ha desarrollado Flexline, una nueva generación de filtros de aire que utilizan el espacio de instalación con mayor eficiencia gracias a la mejora de la flexibilidad de sus contornos externos. El resultado es un filtro compacto con rendimiento mejorado y con un diseño variable según la especificación del espacio de instalación. El corte con láser hace posible todo esto, aunque también permite, por ejemplo, reubicar los elementos de fijación (como clips y tornillos) en el interior del sistema de filtro de aire para reducir los contornos externos y evitar colisiones con otros elementos en el espacio de instalación.

El elemento filtrante y la carcasa van de la mano, ya que la geometría mucho más flexible se adapta al espacio de instalación disponible del compartimento del motor. Aunque los filtros de aire planos basados en formas rectangulares, trapezoidales y poligonales con bordes laterales rectos fueron una vez el diseño dominante, Flexline puede hacer el máximo uso de los espacios de instalación gracias a sus contornos externos curvos.

Con un innovador perfil de sellado, los elementos de Flexline también son más planos que los productos estándares. Por una parte, esto facilita una carcasa más plana y, por otra, lo que se gana en espacio de instalación se puede utilizar para aumentar la altura de los pliegues.

En principio, Flexline incrementa la superficie de filtración y la distancia de los pliegues. La una o la otra, así como la combinación de ambas estrategias de desarrollo son posibles aquí. Una superficie de filtración mayor incrementa la capacidad de retención de polvo a la vez que reduce la caída de la presión. El otro enfoque de desarrollo, es decir, aumentar la distancia de los pliegues, conlleva una mejora significativa de la reducción de la caída de la presión con la misma vida útil.

El concepto Flexline ofrece otra ventaja en términos de optimización de la acústica del sistema de admisión. La acústica se mejora por el aumento de volumen de la carcasa del filtro de aire. Además, la consiguiente mayor sección de la carcasa ofrece un potencial adicional para reducir más el ruido que se produce en el sistema de admisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*