El Grupo PSA finaliza la compra de Opel y Vauxhall

El Grupo PSA finaliza la compra de Opel y Vauxhall

Tras la aprobación por parte de las autoridades europeas, el Grupo PSA anuncia la finalización de la compra de las filiales Opel y Vauxhall de GM, cuya intención de compra se firmó el pasado 6 de marzo. Con Opel y Vauxhall, el Grupo PSA se convierte en el segundo constructor automovilístico europeo y alcanza una cuota de mercado del 17% en el primer semestre. Tras esta operación y con cinco marcas de automóviles complementarias, el Grupo PSA reforzará su presencia en los principales mercados europeos.

Opel y Vauxhall inician, desde el 1 de agosto, la construcción de un plan estratégico con el apoyo de PSA, cuyo objetivo será restablecer sus bases económicas. Los equipos de Opel y Vauxhall presentarán este plan dentro de 100 días y asegurarán su puesta en marcha aprovechando las sinergias generadas por esta asociación, que se han calculado en cerca de 1.700 millones de euros anuales.

Este ‘closing’ supone un paso fundamental en el desarrollo del Grupo PSA, y se ha llevado a cabo “gracias a la fuerte implicación de todos los equipos que han participado en la operación”. En este sentido, el Consejo de Vigilancia felicita a Carlos Tavares, presidente del Directorio, y a Jean Baptiste de Chatillon, director financiero, que han jugado un papel clave, dentro del Directorio, para cerrar de manera satisfactoria esta operación. En el marco de los retos que se abren para el Grupo PSA, el Consejo estima necesaria su participación en la recuperación de Opel en unas condiciones que se anunciarán con posterioridad.

En paralelo a esta operación, la compra de las operaciones europeas de GM Financial sigue su curso, sometida a la validación de diferentes instancias reglamentarias y finalizará en el segundo semestre de 2017.

En palabras de Carlos Tavares, presidente del Directorio del Grupo PSA,“iniciamos hoy junto a Opel y Vauxhall una nueva fase del desarrollo del Grupo PSA. Sabremos aprovechar la oportunidad que se nos brinda de reforzarnos mutuamente y de conquistar nuevos clientes gracias a la puesta en marcha del plan de rentabilidad de Opel y Vauxhall. En paralelo, la dinámica del plan ‘Push to Pass’ se mantiene como una prioridad para los equipos que deben seguir concentrados en alcanzar los objetivos marcados. Confiamos en la dinámica que estas estrategias puedan crear en beneficio de nuestros clientes y de nuestros empleados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*