El Ora iQ es el primer coche eléctrico compacto de Great Wall, un SUV que promete una autonomía de 360 kilómetros con una sola carga y con un coste inferior a los 12.840 euros. Este modelo y otros cuatro vehículos eléctricos bajo la marca Ora serían los que llegarían a Europa de cara a 2020, informa el portal Xataka.com.

Según el vicepresidente de Great Wall, Ning Shuyong, el fabricante está estudiando formas de globalizar la marca y desarrollar nuevos sistemas de distribución para sus vehículos elétricos. “Nuestros vehículos están diseñados y construidos de acuerdo con los estándares internacionales y definitivamente fijamos nuestra vista en los mercados internacionales, incluyendo Europa”.

Great Wall cuenta con cuatro marcas: Haval, Great Wall, Wey y Ora, pero sería esta última la que llegaría al Viejo Continente. Además de Ora Qi, el próximo vehículo que la marca lanzará es el Ora R1, un subcompacto eléctrico, con una longitud de menos de 2,5 metros, una autonomía de 350 kilómetros y un precio de unos 14.000 euros. Este movimiento de Great Wall se englobaría dentro del intento de compensar la caída de ventas interna y aumentar las exportaciones.

A pesar de que BMW Group colabora con Great Wall en la producción de coches eléctricos en China, en el caso de Europa no está claro. En el gigante asiático, los dos grupos automovilísticos cuentan con una alianza al 50% con una inversión de 650 millones de euros destinados sólo para coches eléctricos.