Los beneficios de Hella han seguido creciendo durante el ejercicio 2017/2018 (del 1 de junio de 2017 hasta el 31 de mayo de 2018). Las ventas consolidadas ajustadas al tipo de cambio han aumentado hasta el 9,3%, mientras que el volumen de negocios ha crecido un 7,2%, alcanzando los 7.100 millones de euros (6.600 millones en el año anterior).

Al mismo tiempo, la compañía se ha vuelto más rentable. Los beneficios antes de impuestos y gastos financieros (EBIT ajustado) suben en 8,8 puntos porcentuales hasta los 581 millones de euros (534 millones el año anterior), resultando en un margen EBIT ajustado de 8,2 puntos porcentuales (8,1% el año anterior). Teniendo en cuenta los efectos especiales, los beneficios EBIT aumentaron en un 13,2% hasta los 574 millones de euros, con un margen de beneficio de 8,1%. Asimismo, los flujos de efectivo disponibles derivados de las actividades han aumentado en un 62% hasta los 241 millones de euros.

“En el último ejercicio hemos demostrado nuestro compromiso de continuidad y nuestra fiabilidad. Hemos disfrutado de un crecimiento significativamente mayor que el del mercado automovilístico, y hemos aumentado nuestra rentabilidad a pesar de operar en un medio industrial difícil”, explica Rolf Breidenbach, CEO de Hella. “Esto prueba que nuestro claro enfoque estratégico está en línea con las principales tendencias del mercado automovilístico relativas a la eficiencia y la electrificación, conectividad y digitalización, vehículo autónomo, así como la individualización, y que nos hemos posicionado correctamente con nuestros productos innovadores, para alcanzar un mayor beneficio en la transformación de la industria automovilística”.

En el ejercicio 2017/2018, el sector automovilístico desarrolló un importante papel en el aumento de las ventas del grupo, según revelan sus datos. El volumen de negocios ha crecido un 8%, alcanzando los 5.400 millones de euros (5.000 millones el año anterior). Este aumento es el resultado, en parte, de la elevada demanda de soluciones de iluminación y electrónica integradas con un gran número de novedades en la cadena de producción. Junto con una permanente capacidad de expansión y unas significativas actividades de I D, el EBIT ajustado sube un 3,3% hasta los 459 millones de euros, resultando en un margen EBIT ajustado de 8,5 puntos porcentuales. El aumento en este sector ha sido del 2,8%, hasta alcanzar los 457 millones de euros, con un margen de beneficio de 8,4%.

En el mercado posventa, las ventas externas a clientes han subido el 3,4% hasta los 1,2 billones de euros en el pasado ejercicio. El aumento de las ventas lo posibilitó un desarrollo positivo en todos los sectores de negocios. Asimismo, los beneficios del sector han mejorado también de forma importante: el EBIT ha aumentado un 19,3%, alcanzando los 87 millones de euros (73 millones el año anterior), mientras que el margen EBIT ha crecido hasta el 7,1% (6% el año anterior).

Por su parte, la división de Aplicaciones Especiales cerró el ejercicio 2017/2018 con un aumento considerable de las ventas y de los beneficios. Las ventas del sector subieron un 11,6%, alcanzando los 430 millones de euros al desarrollarse muy positivamente el área de negocio de maquinaria agrícola y de la construcción, así como el de los accesorios para camiones. Además, la rentabilidad del sector ha mejorado también sustancialmente: el pasado ejercicio, el EBIT subió a 28 millones hasta los 48 millones de euros, lo que representa un margen EBIT del 11,2%.

Cabe destacar, por otro lado, que en el ejercicio 2017/2018 se obtuvieron unos beneficios de 390 millones (año anterior: 343 millones). En base a esto, la dirección de la compañía propondrá a la Junta General del 28 de septiembre de 2018, que los dividendos aumenten en un 14% hasta el 1,05 euros por acción (año anterior: 0,92 euros).

Para el presente ejercicio fiscal 2018/2019 (del 1 de junio de 2018 hasta el 31 de mayo de 2019), Hella confía en que el ritmo de crecimiento se mantenga, con unas expectativas de incremento de ventas ajustadas al tipo de cambio y a la cartera de productos, así como en el EBIT del 5% al 10% en comparación con el ejercicio anterior. En lo que se refiere al ajuste del margen del EBIT, se espera un resultado que iguale el del año pasado.