Hutchinson Recambios de Automóviles ha presentado una gama de kits de distribución equipados de correas bañadas en aceite. Se trata de una decisión de la compañía para contribuir a la aceleración de la difusión de este producto, lo que permite a un mayor número de reparadores beneficiarse de la tecnología innovadora y hasta hoy no muy conocida.

“Las correas bañadas en aceite forman parte de las tecnologías que merecen una mayor difusión”, según Hutchinson, ya que "permite asociar lo mejor de la correa y de la cadena con una mayor duración, un bajo nivel de ruido y fricción reducida, permitiendo una disminución del consumo”.

Su calidad se encuentra en la línea del esfuerzo de Hutchinson por ofrecer productos con mayor rendimiento y, sobre todo, en el desarrollo sostenible. La composición de esta correa, principalmente constituida de caucho HNBR, de fibras de nylon/aramida y un revestimiento PTFE, tiene una resistencia especialmente adaptada a un entorno compuesto de aceite.

La tecnología de las correas bañadas en aceite, presentada por primera vez entre los constructores en su origen en 2007, comienza a ser más visible y ofrece un mercado para el recambio y la reparación independiente. Propuesta inicialmente para el motor Ford Lynx 1.8D, esta tecnología equipa el motor PSA 1.2 Pure tech (THP), el Ford Ecoboost 1.0 o incluso los motores VAG 1.6TDI.

En esta democratización, Hutchinson propone una gama de cuatro kits que se benefician de estas ventajas. Igualmente, esta gama se beneficia de un embalaje adaptado, con un film elástico transparente que protege todos los componentes. También contiene instrucciones de ayuda en línea descargable en la página web de Hutchinson.