Si dos superficies fueran perfectamente planas, rígidas, paralelas y los tornillos pudieran apretarse a la vez, se sellaría sin necesidad de interponer una junta. Se denomina junta de estanqueidad a un componente postizo que es usado para crear y mantener un sellado de líquidos o gases entre dos superficies separables.

Los materiales con los que se fabrican las juntas son de distinta naturaleza en función de las solicitaciones requeridas en las partes a unir. En aquellos casos donde no existe una junta propiamente dicha, se suele emplear productos formadores de juntas.

Las juntas fabricadas han de asegurar la estanqueidad por sí mismas, sin necesidad de añadir formador salvo en los casos en los que por el diseño de las piezas o por recomendación del constructor del motor así se recomiende.

Ajusa explica, en su último informe técnico, las partes del motor donde se suelen aplicar productos sellantes, así como ejemplos de sellados y uniones.

La información se puede consultar pinchando AQUÍ.