Isi Condal dedica su último post a los distribuidores de recambios multimarca que quieran vender más a través de una tienda online. Pero la duda surge en si montar una tienda de recambios online B2C (para cliente final) o B2B (para talleres).

Una tienda de recambios online B2C está enfocada a venta para cliente final, no profesional, y para montarla se necesita un catálogo de piezas de recambio vinculado al software de gestión ERP para tener un stock sincronizado, así como elegir una plataforma de comercio online y un equipo de desarrollo del proyecto que entienda y sea capaz de trabajar con las particularidades y la complejidad del negocio de distribución de recambios.

También habrá que dedicar recursos internos para mantener actualizada la información de la tienda online y realizar acciones de marketing y promoción del e-commerce. Además de hacer una campaña de lanzamiento, Isi Condal recomienda invertir recursos en publicidad en Google Adwords, en Google Merchant Center y en redes sociales, en un blog con contenidos útiles para los clientes, etc.

Por otro lado, una tienda de recambios online B2B está dirigida a venta para cliente profesional. Para montar un ecommerce orientado a talleres mecánicos se necesita todo lo anterior (catálogo, plataforma-equipo desarrollo, recursos), pero con una diferencia fundamental: no es necesario invertir en marketing.

Bastará con dar a conocer la tienda de recambios online a los talleres y empezar a vender. Serán fidelizados por el distribuidor porque podrán hacer pedidos en cualquier momento del día. Si la tienda online aporta a los talleres herramientas que les facilitan su trabajo, por ejemplo la identificación del modelo de vehículo por matrícula, se generarán puntos frente a los talleres y se conseguirán más pedidos.