La compra de Opel por el Grupo PSA asciende a 2.200 millones de euros

La compra de Opel por el Grupo PSA asciende a 2.200 millones de euros

Tras las informaciones previas del pasado fin de semana, General Motors y Grupo PSA ya han anunciado de forma oficial el acuerdo por el cual la filial de GM Opel/Vauxhall y las actividades europeas de GM Financial se unirán al Grupo PSA en una operación que valora estas actividades en 1.300 y 900 millones de euros, respectivamente. Con la incorporación de Opel/Vauxhall, que obtuvo unos ingresos de 17.700 millones de euros en 2016 , PSA se convertirá en el segundo fabricante europeo de vehículos, con una cuota de mercado del 17%.

La operación abarca todas las actividades de automoción de Opel/Vauxhall, que incluyen las marcas Opel y Vauxhall, seis plantas de montaje y cinco de fabricación de componentes, un centro de ingeniería (Rüsselsheim, Alemania) y aproximadamente 40.000 empleados. GM conservará el centro de ingeniería de Turín, en Italia. Opel/Vauxhall también seguirá beneficiándose de las licencias de propiedad intelectual de GM hasta que sus vehículos se conviertan progresivamente a las plataformas de PSA en los próximos años.

La operación permitirá realizar importantes economías de escala y desarrollar las sinergias en compras, fabricación e I+D. Se esperan unas sinergias anuales de 1.700 millones de euros de cara a 2026, de las cuales una parte significativa está prevista para 2020, acelerando el cambio de rumbo de Opel/Vauxhall. Aprovechando la exitosa alianza con GM, PSA espera que Opel/Vauxhall logre un margen operativo corriente del 2% en 2020 y el 6% en 2026, y genere un flujo de caja operativo positivo en 2020.

PSA junto con BNP Paribas también adquirirá todas las actividades europeas de GM Financial a través de una joint venture 50%/50% de nueva creación que conservará la plataforma y los equipos europeos actuales de GM Financial. Esta joint venture estará plenamente consolidada en BNP Paribas y contabilizada según el método de participación por PSA.

La operación supone otro paso más en el trabajo que está llevando a cabo GM para transformar la empresa, que ha arrojado tres años de resultados récord y una buena perspectiva para 2017, además de un importante capital distribuido entre los accionistas. Reforzará la actividad principal de GM, respaldará su inversión constante en recursos para las oportunidades de mayor rentabilidad, incluidas las tecnologías avanzadas que lideran el futuro, y generará un valor considerable para los accionistas.

Igualmente, GM y PSA esperan colaborar en el desarrollo posterior de las tecnologías de electrificación y los acuerdos de suministro existentes para Holden y algunos modelos de Buick. Además, PSA podrá abastecerse a largo plazo de los sistemas de pila de combustible de la joint venture GM/Honda.

Por otro lado, todos los planes de pensiones de Opel/Vauxhall en Europa y el Reino Unido, financiados y no financiados permanecerán en GM, con excepción del Plan Actives alemán y otros planes más pequeños seleccionados. Las obligaciones vinculadas al Plan Actives alemán y a estos planes más pequeños de Opel/Vauxhall se transferirán a PSA. GM pagará a PSA 3.000 millones de euros por la liquidación completa de las obligaciones de pensiones transferidas.

La operación está sujeta a una serie de condiciones de cierre, incluidas las aprobaciones normativas y reorganizaciones, y está previsto que se cierre antes de finales de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*