La unidad de negocio Two-Wheeler & Powersports de Bosch continúa ganando impulso en el mercado mundial de motocicletas y vehículos ‘powersports', con una previsión de ventas que superarán el 20% este año en comparación con 2017, creciendo el doble de rápido que el mercado. El objetivo previsto de Bosch es alcanzar los mil millones de euros de ventas en 2020, generadas por los sistemas de asistencia, de propulsión, de electrificación y de conectividad.

En un mercado en constante crecimiento, se prevé que la demanda mundial de vehículos de dos ruedas crezca anualmente a un ritmo superior al 4% entre 2017 y 2022, alcanzando 122 millones de unidades en 2022 (fuente: Freedonia). En 2018, Bosch creó un equipo específico para Two Wheelers & Powersports en ASEAN, uno de los tres mercados de motocicletas más importantes del mundo, junto a China e India, para atender las necesidades del mercado local.

La visión de Bosch es hacer que la movilidad del futuro sea libre de accidentes, libre de estrés y casi libre de emisiones, y esto también se aplica a las motocicletas. La seguridad es uno de los desafíos más urgentes en este mercado. El hecho es que los motociclistas siguen siendo los usuarios más vulnerables de la carretera. Su riesgo de morir en un accidente de tráfico es hasta 20 veces mayor que para los conductores de automóviles.

Bosch está abordando esta situación con un concepto integral de seguridad de tres fases hacia una movilidad sin accidentes. En primer lugar, manteniendo la moto estable en situaciones de frenada y aceleración; en segundo lugar, realizando funciones predictivas de seguridad y confort con tecnologías innovadoras de detección del entorno; y, por último, conectando la motocicleta con su entorno.

Por primera vez, Bosch muestra en la feria EICMA un nuevo paquete de seguridad para motocicletas que incluye control de crucero adaptativo, advertencia de colisión frontal y detección del punto ciego. Según la investigación en accidentología de la compañía alemana, estos sistemas de asistencia basados en radar podrían prevenir uno de cada siete accidentes de motocicleta. La tecnología que sustenta estos sistemas es una combinación de sensor de radar, sistema de frenos, gestión del motor e interfaz hombre máquina. El radar para motocicletas actúa como un órgano sensorial y permite estas funciones de asistencia y seguridad, al mismo tiempo que proporciona una imagen precisa del entorno del vehículo.

Pero los sistemas de asistencia por sí solos no son suficientes para hacer que las carreteras sean más seguras. La visión de futuro de Bosch es, en primer lugar, prevenir accidentes; de hecho, la comunicación entre motocicleta y automóvil podría prevenir casi uno de cada tres accidentes de motos. Hasta diez veces por segundo, los vehículos dentro de un radio de varios cientos de metros intercambian información sobre la clase de vehículos, la velocidad, la posición y la dirección de la trayectoria. Mucho antes de que los conductores o los sensores detecten una motocicleta, esta tecnología les informa que se acerca una moto, lo que les permite adoptar una estrategia de conducción más defensiva. Si una colisión es inevitable, el sistema de llamada de emergencia eCall activará la cadena de rescate para socorrer al motociclista tan pronto como sea posible.

Otro reto importante para el mercado de la motocicleta es la urbanización. Bosch ofrece soluciones de movilidad eléctrica para casi todos los segmentos de vehículos: desde sistemas para bicicletas eléctricas, eBikes, hasta soluciones para vehículos comerciales. Como parte del sistema integrado eScooter de Bosch, una aplicación integra información del vehículo, funciones conectadas y redes sociales. Los motoristas pueden administrar los trayectos con la aplicación, enfocándose en las necesidades de los motoristas para cada situación específica. El sistema de transmisión central de 48 V de Bosch se utiliza también para alimentar el vehículo de carga de tres ruedas Ligier, que los servicios de mensajería utilizan para transportar cartas y paquetes a sus destinos en áreas urbanas.