El especialista en aceites y aditivos Liqui Moly se acerca a un récord en septiembre. "Por primera vez tendremos una facturación mensual de más de 50 millones de euros", anunció el director general, Ernst Prost, en el marco de Automechanika Frankfurt.

Y la feria en sí misma ha contribuido a este resultado. Liqui Moly ha exhibido en su stand su gama completa de productos, con la presencia de 50 empleados en más de 500 metros cuadrados: aceites y aditivos para motores, productos, herramientas y equipos para el cuidado y servicio de vehículos. “Hemos invertido 500.000 euros en esta aparición y eso está dando buenos resultados en muchos pedidos nuevos", declara Ernst Prost.

Además de las ventas directas, la feria también supone para la compañía mantener las relaciones comerciales. Clientes de más de 100 países acudieron al stand a plantear nuevas estrategias, descubrir nuevos productos e intercambiar experiencias entre ellos. "Estamos avanzando en la internacionalización de nuestro negocio", añade el director general.

Los buenos resultados de la empresa se basan en el hecho de que Liqui Moly no sólo vende productos, sino soluciones completas para problemas técnicos. De este modo, el JetClean Tronic II, presentado en la feria alemana, los talleres pueden limpiar el motor desde el interior sin tener que desmontarlo.