Mitos y realidades que rodean a los vehículos propulsados por GNC y GLP

Mitos y realidades que rodean a los vehículos propulsados por GNC y GLP

Cada vez encontramos con más frecuencia en las carreteras españolas vehículos que funcionan con GNC o GLP. Pero al ser una forma de movilidad poco explotada, existen diversos mitos y realidades sobre los vehículos propulsados mediante gas. ALD Automotive hace un repaso por las principales características de los vehículos y las creencias instauradas en la sociedad.

– Permiten mayor ahorro en combustible: Verdadero. Diferentes estudios señalan que un vehículo GNC o GLP puede conseguir un ahorro de hasta un 35% si se compara con un vehículo de gasoil y hasta un 65% respecto a uno de gasolina, en cuanto al precio/consumo. El coste de GNC y de GLP resulta más económico que el de un vehículo de gasolina o diésel, por lo que el coste por desplazamiento es infinitamente menor.

– Posibilidad de repostar en cualquier gasolinera: Falso. Actualmente existen cerca de 600 estaciones de servicio distribuídas por España, aunque esta cifra va aumentando paulatinamente. En la actualidad, las petroleras están realizando fuertes inversiones para ampliar de forma rápida la cobertura.

– El depósito de gas no es seguro: Falso. Estos depósitos están diseñados, fabricados y homologados bajo los más altos estándares de la industria, e incluyen una válvula que, en caso de fallo del sistema, evacuaría el gas con total seguridad.

– Son menos contaminantes: Verdadero. Los vehículos GNC y GLP reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera significativamente. Por ello, están catalogados como vehículos ECO, pudiendo circular por las ciudades durante los episodios de restricción del tráfico por contaminación.

– No puedo circular si se acaba el gas: Falso. Al contar con un depósito bifuel, el conductor puede continuar circulando sin necesidad de parar, puesto que el vehículo cambia de combustible de forma automática.

– Tienen un coste inferior: Verdadero. Los coches considerados como ECO suelen contar con descuentos en la compra. Recientemente se ha puesto en marcha el Plan Movalt, que ofrecía ayudas directas a la compra de este tipo de vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*