Los vehículos que entran en el taller están equipados con escobillas muy diversas (estándar, planas, híbridas y dotadas con diversos tipos de sistemas de enganche) y, para cubrir las necesidades de sus clientes, los reparadores deben almacenar multitud de referencias. En este contexto, Eurorepar lanza su gama de escobillas, reducida y flexible.

La gama de Eurorepar consta de once referencias de escobillas limpiaparabrisas planas multiconector para cubrir el 90% de las necesidades del parque europeo de turismos y derivados PSA y otras marcas. Más de 2.500 aplicaciones tanto en conducción a la izquierda como a la derecha.

Cada escobilla dispone de tres o cuatro conectores según los modelos, con un módulo y un gancho, adaptándose así a todos los vehículos. Con sólo cuatro conectores, la gama Eurorepar permite cubrir doce tipos de fijación. Según sus creadores, la estructura es robusta, con una vértebra metálica que le confiere una curvatura ideal sobre el parabrisas, y un deflector simétrico que mejora la eficacia del barrido a alta velocidad.

La nueva gama de escobillas, junto con el resto de la gama Eurorepar, son distribuidas por las placas Distrigo

Esta gama dispone de un nuevo etiquetado más moderno. Las principales aplicaciones se identifican en la etiqueta frontal, mientras que una etiqueta de seguridad ayuda a prevenir falsificaciones.

Para resaltar las cualidades de esta gama se propondrá, a partir del mes de diciembre, un expositor metálico móvil con doce ganchos y con los colores Eurorepar, que facilita tanto el almacenamiento de los productos como su promoción en el taller.