Olipes, la multinacional madrileña de lubricantes, actualiza su imagen de marca para afrontar una nueva etapa estratégica de expansión internacional. “Una imagen diferencial, pensada para competir en los mercados internacionales, que potencia y transmite los valores y atributos que han hecho destacar a la empresa española entre sus competidores”, aseguran sus responsables.

Olipes ha iniciado la implantación de su nueva imagen de marca en julio con la comunicación corporativa, aunque se extenderá progresivamente en los próximos meses hasta cubrir todas sus líneas de productos y servicios.

En palabras de Fernando Díaz, co-CEO de la empresa, “la nueva imagen representa nuestra visión empresarial basada en los valores de profesionalidad, compromiso, experiencia, honestidad y autenticidad en sus relaciones con todos los actores del mercado (clientes, empleados, proveedores, instituciones,...) que nos caracterizan y hacen únicos”.

El nuevo logotipo mantiene los colores que han identificado a Olipes durante más de dos décadas y simplifica su icono gráfico, la letra “O” inicial, hasta integrarlo con el resto del nombre de una manera sencilla. El objetivo es facilitar la lectura y la identificación de la marca en los 22 idiomas que se hablan en los más de 45 países en los que la empresa está presente.