“No hables del futuro cuando en realidad ya es presente. Es el momento de afrontar y disfrutar de la Ilusión Digital”. Así lo afirma Pedro Pagès, CEO de Tallerator, en este interesante artículo:

Se habla mucho del futuro, sin darnos cuenta de que nos referimos a un presente que está en permanente transformación. Los avances que nos parecen Ciencia-Ficción en realidad son pura Ciencia.

Esta reflexión, que parece casi filosófica, en Tallerator la ponemos en práctica cada día. Nuestra labor se centra en poner en contacto a conductores con Talleres Mecánicos de Confianza. Y cuando hablamos de conductores, nos referimos a los clientes “de siempre” que van al taller, sí, pero que han cambiado su estilo de vida: trabajan en turnos cada vez más dispares, y están constantemente conectados. Por supuesto, también se suman las nuevas generaciones.

Es sorprendente encontrarse con muchas solicitudes de servicio realizadas de madrugada, durante el fin de semana y festivos. En definitiva, constatamos de primera mano que la Revolución Digital es muy real, y se extiende ya a todos los ámbitos de un sector tan increíblemente amplio como el del automóvil.

Si cambian los coches, cambian los talleres

Los automóviles son cada vez más avanzados, y todo lo relacionado con el Mundo del Motor se debe adaptar a un entorno digital que la sociedad ya disfruta. Sí, hablamos de disfrutar. Porque es posible saber qué sucede en cualquier parte del mundo en tiempo real y a cualquier hora. Con pocos clics reservamos comida, habitación, vuelos y entradas, hacemos encargos personales y profesionales. ¡Y tantas cosas más…!

Todo esto lo podemos resumir en que el tiempo lo aprovechamos al minuto, y que tanto empresas como trabajadores viven en un entorno global “disponible 24 Horas”. Y así es como debe plantearse la posventa actual. La que está transformándose desde hace unos años aceptando el inevitable “salto digital”. Es una apuesta segura porque es irremediable. Y, a su vez, ofrece un amplio abanico de posibilidades y ventajas apasionantes.

Tallerator nació con esta revolución 2.0 ya asentada en muchos ámbitos sociales y económicos. Y en poco tiempo se ha convertido en referencia para el sector de la posventa, remando junto a talleres independientes y redes con un objetivo común: hacer el día a día más moderno, rentable y sencillo. El balance es incuestionable: "desde 2015 hemos generado un volumen de negocio transaccionado de 12 millones de euros para los talleres", apuntala Pagès.

Lo que quieren los talleres

También hay dos puntos clave que debemos destacar: el taller mecánico valora, en primer lugar, la libertad a la hora de ofertar sus recambios. Y en segundo lugar, evitar cualquier tipo de subasta o guerra de precios a través de internet. Así es como se ha configurado Tallerator para diferenciarse de otras plataformas, que imponen condiciones que poco tienen que ver con las necesidades reales del profesional de la mecánica.

El resultado: al conductor se le garantiza ahorro de tiempo y dinero; y el taller capta al cliente de forma cómoda, efectiva y sin imposiciones. Una posventa más eficaz que debe aceptar que los clientes cada vez se asomarán menos por sus puertas para pedir presupuestos, ya que lo que hacen es consultar e informarse constantemente a través de su tablet, del ordenador y del móvil. Ya sea en casa o en el trabajo.

Porque el futuro se nos presenta en el día a día y queremos exprimirlo al máximo en nuestro beneficio. Son tiempos apasionantes de cambios y retos que encarar con ilusión… digital.