La lámpara de inspección de bolsillo RCH5S, la lámpara de inspección de mano RCH25 y el proyector PJH10 son las novedades en lámparas LED profesionales para taller de Philips, desarrolladas por Lumileds. Con una exclusiva función de atenuado, las luces también cuentan con una mayor resistencia al agua y a los impactos, estando listas para las condiciones más exigentes de un taller de automoción.

La última generación de lámparas LED profesionales para taller de Philips incorpora la exclusiva función de atenuado. Cuando el modo de máxima potencia es tan brillante que no permite ver en detalle y el modo Eco es demasiado oscuro, los mecánicos pueden ajustar el brillo en la herramienta, pero también recuperar automáticamente la última configuración a través de la función de memoria. Por ejemplo, el modelo Philips PJH10 produce hasta 1000 lúmenes y se puede atenuar gradualmente hasta los 100 lúmenes.

Las tres están equipadas con LED para ofrecer una iluminación brillante e intensa de máximo rendimiento. Los LED tienen una temperatura de color de 6.000 K y producen una luz blanca natural y cómoda para la vista, lo que reduce los esfuerzos oculares y permite trabajar sin fatiga. Los modelos Philips RCH5S y RCH25 también disponen de un puntero para distribuir la luz donde se necesite.

Además, los modelos Philips RCH5S y Philips RCH25 son compatibles con la misma estación base, incluida en los embalajes de ambos productos. La estación base es compacta y flexible, evita la pérdida y se maneja cómodamente. En función del espacio de trabajo disponible y los ciclos de carga, estas dos lámparas para taller de Philips pueden utilizar una única estación base.

Las tres lámparas se han diseñado para los entornos más duros conforme al estándar IK09, uno de los estándares internacionales más elevados de resistencia a los impactos. Las bombillas están cubiertas de goma para proporcionar protección adicional a una carcasa de por sí robusta. Durante las pruebas de certificación de resistencia a impactos, se hicieron caer sobre sus seis caras desde una altura de 1,5 metros (aproximadamente la altura del hombro).

Además, estas bombillas cumplen el segundo mayor estándar de protección internacional, IP68. Fabricadas con rigurosos procesos de fabricación y de sellado múltiple, las luces para taller de Philips son altamente resistentes a las salpicaduras de agua o incluso a la inmersión en agua durante un largo periodo de tiempo, al polvo, al aceite, a la grasa y a la mayoría de las sustancias químicas, como los disolventes de taller.

Por otro lado, y si un mecánico prefiere trabajar con las manos libres, puede utilizar el gancho retráctil y ajustable de 360° para colgar la lámpara en el lugar del taller que desee. También puede utilizar el imán posterior para colocarla sobre cualquier superficie metálica, como el interior del capó.

Los modelos Philips RCH5S y Philips RCH25 son recargables mediante una estación base, mientras que la luz Philips PJH10 cuenta con un cable micro USB que permite mayor movilidad. Con hasta 12 horas de batería (Philips RCH5S y PJH10) en modo atenuado y carga rápida (en menos de 2,5 horas en el caso del modelo Philips RCH5S), los mecánicos podrán utilizar las nuevas lámparas profesionales de taller de Philips durante todo el día.