Dentro de la clasificación de vehículos con tracción en las cuatro ruedas, se pueden encontrar diferentes términos o nomenclaturas, explica Loctite en un nuevo artículo del Blog Ruta 401.

  • 4x4. Se consideran 4x4 los vehículos con diferencial que reparte la tracción en un 50% entre los ejes delantero y trasero.
  • AWD. Es la sigla de all wheel drive y quiere decir ‘tracción en todas las ruedas' que, además, es permanente. Este tipo de tracción necesita un diferencial en disposición central con capacidad de manejar el par en función de las necesidades en las ruedas.
  • 4WD. Esta nomenclatura hace referencia a four wheel drive, un tipo de tracción a las cuatro ruedas conectable. El conductor puede seleccionar en qué tipo de conducción quiere ir, si en tracción en un eje o en los dos.

En algunos modelos de tracción en las cuatro ruedas, se puede elegir entre distintos modos de conducción, por ejemplo, los modos 4L, 4H y 2H:

  • En 2H, se circula con un eje desconectado, por tanto se conduce sólo con tracción delantera o trasera, dependiendo del modelo de vehículo.
  • En 4L, se tiene tracción en las cuatro ruedas, pero necesita de una reductora. Su función es bajar el número de revoluciones y aumentar el par para poder tener un adherencia óptima en terrenos complicados o en situaciones complejas.
  • En 4H, se activa la función 4WD, que permite circular por terrenos resbaladizos y activa el bloqueo de diferencial de forma automática.

Dentro del mercado también existen multitud de modelos que incorporan tanto 4WD como AWD: modelos deportivos, SUV, crossover, etc. Cada marca tiene su propio manual de instrucciones de conducción y, de no respetar sus indicaciones, se pueden ocasionar averías graves en el tren de rodaje del vehículo.

Aparte de los coches 4x4, también hay modelos con tracción en un solo eje, ya sea el delantero o el trasero: FWD (front wheel drive, ‘tracción delantera'), en el que el eje de tracción se dispone en el tren delantero, y RWD (rear wheel drive, ‘tracción trasera'), en el que la tracción proviene del eje trasero.