Durante décadas, Schaeffler ha fomentado una fuerte asociación con Volkswagen, con quien ha desarrollado múltiples proyectos en áreas como motor, transmisión y chasis gracias a su estrecha colaboración. Y juntas, ambas compañías se están enfrentando a los desafíos de tecnologías cada vez más complejas y ciclos de innovación más rápidos.

Como socio tecnológico, Schaeffler comenzó a desarrollar investigaciones básicas sobre hibridación y movilidad eléctrica años atrás, y ahora ofrece una completa gama de soluciones en dichos sistemas. Su oferta va desde los módulos híbridos de 48 Voltios a potentes conceptos de accionamiento como los ejes motores eléctricos.

La iniciativa Future Automotive Supply Tracks (FAST) crea las condiciones necesarias para asegurar que, de forma conjunta, se cumplen dichos requisitos. A través de esta iniciativa, Volkswagen se asegura de que sus proveedores más importantes se involucran en un diálogo estratégico desde una etapa temprana. Schaeffler es uno de los 60 partners involucrados en el progama FAST, elegidos de entre un grupo de 4.000 proveedores. Durante el proceso de selección, jugaron un importante papel criterios como la relevancia estratégica, el desempeño y la fortaleza en innovación.

“Estamos orgullosos de formar parte de este selecto círculo”, comenta Matthias Zink, CEO Automotive de Schaeffler. “Esta es la confirmación de que Schaeffler ostenta una óptima posición en cuanto al futuro de la industria del automóvil y la creciente complejidad de su arquitectura”. En el futuro, se llevará a cabo una comparación individual, al menos de forma anual, en la que los miembros de Volkswagen discutirán sus estrategias con los colaboradores relevantes con el objeto de identificar áreas potenciales de cooperación.