Serca explica las claves para convertirse en un taller de confianza

Serca explica las claves para convertirse en un taller de confianza

Desde Grupo Serca Automoción han insistido en más de una ocasión qué es una red de talleres de confianza: “el cliente de un taller mecánico deposita en nuestras instalaciones uno de sus bienes más queridos, su vehículo, y como tal es primordial, antes que incluso nuestra notable profesionalidad (que vendrá después), que seamos capaces de transmitirle que lo deja en buenas manos”.

Para conseguirlo, Serca muestra una serie de garantías y claves que ayudarán al taller a ganarse la confianza del cliente desde el primer minuto.

1. Hacer visible todo lo que defina a un taller profesional. Los años de recesión económica han traído consigo la proliferación de muchos talleres “pirata”: locales dirigidos y llevados por entendidos en mecánica pero que, en ningún caso, ofrecen las garantías ni los materiales que sólo un profesional es capaz de llevar a cabo. “Por ello, haz que de entrada te distingan claramente dentro del grupo profesional de mecánicos y te alejen de los talleres ilegales”. Serca recomiendo tener siempre visible la placa distintivo con número de identificación en el registro industrial y actividad, así como la especialidad de tu taller.

2. Definir bien tiempos y precios. El usuario sabe muy bien qué es la filosofía ‘low cost’ y que, detrás de un precio bajo, hay una notable pérdida de calidades que permitan esos costes. “Por ello, no temas ajustar los precios a un valor indicado adecuado acorde al servicio de calidad que ofreces”, señalan desde el grupo de distribución. “No se trata tampoco de inflar precios, pero sí de no rebajarlos hasta el punto de que también debas rebajar tus calidades para que resulte rentable”.

Esto también es aplicable a los tiempos. “Obviamente todos queremos disponer de nuestro coche al momento en cuanto lo llevamos al taller, pero el cliente también valora que un trabajo eficaz requiere de dedicación y que, por tanto, no es posible siempre tener listo el vehículo al momento”.

3. Detallar el presupuesto. Un presupuesto dentro de un taller mecánico debe ser claro y conciso para generar la confianza necesaria en el cliente: nada de ambigüedades o trabajos bajo la categorización de “revisión” o “reparación” sin más. El cliente debe saber por lo que paga, y además, detallar de esta forma los trabajos realizados y sus costes nos sirve para poner en valor el trabajo: no es lo mismo un coste de “tareas de mantenimiento” a secas, que pueda hacer pensar al dueño del coche que no se ha hecho más que inspeccionar y poco más, que un desglose donde se indique cambio de aceite, equilibrado de ruedas, revisión de amortiguadores, etc.

4. Ofrecer y facilitar toda la documentación necesaria. Al presupuesto le debe acompañar obligatoriamente una factura donde conste todos los trabajos realizados, así como un resguardo de depósito del vehículo que garantice al dueño que ha quedado reflejada la cesión temporal de su coche para los trabajos mecánicos del taller. Estos documentos no sólo generarán una mayor confianza en el cliente, que sabrá que no le va a ocurrir nada a su vehículo que no le suponga un mayor beneficio, sino que también servirá de garantía, que por ley, sólo se puede aplicar mediante la muestra de la factura.

5. Trabajar con proveedores de confianza. “Si queremos resultar un taller de confianza, ¿cómo no contar con piezas, recambios y productos que sean de nuestra propia confianza?”. Serca destaca que un taller que trabaja con piezas de segunda mano o con proveedores ‘low cost’ estará, no sólo “engañando” al cliente ofreciéndole soluciones de segunda categoría, sino comprometiendo su seguridad en el caso de elementos tan fundamentales como los que componen la dirección, suspensión o los neumáticos.

Un taller limpio, una atención al cliente donde no falte una comunicación transparente y fluida con el usuario, una gestión eficaz y/o la pertenencia a un grupo de talleres y automoción que respalde y certifique el buen hacer como mecánico profesional son otros de los pluses que, sin duda alguna, servirán para definirse en mayúsculas como “taller de confianza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*