Siete consejos Ajusa para consumir menos combustible con el coche

Siete consejos Ajusa para consumir menos combustible con el coche

Cuando un vehículo consume menos combustible, no sólo se contribuye a un menos gasto económico, sino que favorece el cuidado del medio ambiente ya que se emiten menos emisiones nocivas a la atmósfera. “De poco sirve que nuestros coches equipen motores cada vez más eficientes si nuestra conducción y nuestros hábitos no lo son”, aseguran desde Ajusa, que ha redactado una lista de consejos para practicar una conducción más eficiente.

1. Revisar la presión de los neumáticos. Las ruedas del vehículo deben de ir hinchadas a la presión indicada por el fabricante y según las condiciones climatológicas. Si no, el motor necesitará hacer más fuerza y se gastará más carburante.

2. Asegurar que el líquido refrigerante y el aceite están a su nivel. Un motor mal refrigerado o lubricado siempre gasta más. Asimismo, si el filtro de aceite no está limpio, puede incrementar el consumo considerablemente.

3. Planificar el viaje. Llevar un mapa y conocer el estado de las carreras. Es importante estar informado si hay obras o retenciones, ya que los atascos prolongados incrementan considerablemente el gasto del combustible.

4. Controlar el peso del equipaje. Cargar en exceso el vehículo incide directamente en el consumo total del trayecto. Por ejemplo, conducir con 100 kilos de peso innecesarios dispara en un 6% el consumo de combustible en un coche de tamaño medio. Además, los elementos que influyen en la aerodinámica del vehículo, bacas o portabicicletas, perjudican de forma muy negativa los consumos.

5. Mantener una velocidad uniforme. El consumo de combustible crece exponencialmente con la velocidad. Mantenerse por debajo de las velocidades legales también reducirá el consumo del carburante.

6. Conducir con suavidad. Dar acelerones o frenar de forma brusca incrementa el consumo del combustible, por lo que hay que evitaer los frenazos, aceleraciones y cambios de marcha innecesarios. Por ejemplo, Ajusa aconseja levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha metida, si se quiere reducir la velocidad, además de frenar de forma suave con el pedal del freno y reducir de marcha lo más tarde posible. La empresa indice también en optimizar el cambio de marchas, así como circular el mayor tiempo posible en las relaciones más largas y a bajas revoluciones.

7. Cuidado con la climatización. En carretera, hay que evitar abrir las ventanas ya que eleva más el gasto del combustible que si se enciende el aire acondicionado. Intentar fijar una temperatura media razonable, ni muy baja ni muy alta. Si la temperatura está demasiado baja, se obliga al sistema del coche a trabajar más y a necesitar más combustible.

Deja un comentario