El nuevo vehículo Volvo XC40 SUV crossover compacto incorporará la tecnología de suspensión adaptable CVSAe de Tenneco, que pertenece a la gama de suspensiones inteligentes Monroe Intelligent Suspension, y que se suministrará desde su planta de Ermua (Vizcaya). El XC40 complementa los modelos SUV XC60 y XC90 de Volvo de mediano y gran tamaño, respectivamente, que también cuentan con el sistema de suspensión CVSAe de Tenneco.

La tecnología CVSAe de Tenneco, implementada en más de 40 modelos de vehículos diferentes, detecta continuamente las condiciones de la carretera y de la conducción, y ajusta los niveles de amortiguación en tiempo real para proporcionar una comodidad y una maniobrabilidad superiores.

Cada amortiguador controlado electrónicamente se conecta a una ECU central, que puede realinear los ajustes de amortiguación cada 10 milisegundos basándose en las entradas de los sensores que supervisan la aceleración del conjunto de ruedas, el desplazamiento de la carrocería y el ángulo de dirección. Una válvula electrónica, instalada externamente y conectada al control del modo de conducción del vehículo, proporciona a los conductores la posibilidad de seleccionar los ajustes de amortiguación que mejor se adapten a sus necesidades.

“Los conductores de hoy esperan mayores niveles de comodidad y rendimiento de sus vehículos, así como una experiencia de conducción diferenciada”, afirma Neville Rudd, vicepresidente ejecutivo de Tenneco Global Ride Control. “CVSAe, al igual que otras tecnologías de la cartera de suspensiones inteligentes de Monroe, ofrece una solución de suspensiones altamente ajustable que proporciona un control óptimo además de una comodidad y una capacidad de agarre en carretera bajo diferentes condiciones de conducción”.