La start up española de ingeniería RiveKids Technology ha conseguido, en sus tres años de actividad, poner una tecnología en el mercado con novedad mundial. RiveMove, la primera tecnología de RiveKids, es un accesorio compatible con las sillas de coche con Isofix que consigue mejorar la seguridad de las sillas de coche hasta en un 20%. Además, con este dispositivo se consigue desplazar hasta 14 centímetros las sillas de coche, recuperando las tres plazas traseras de cualquier vehículo.

RiveKids cuenta con tres patentes internacionales que protegen esta tecnología que se ha desarrollado y se fabrica íntegramente en la provincia de Valladolid. Todo comenzó con una necesidad personal del fundador José Lagunar y ha terminado por ser una solución al alcance de todos y presente en miles de familias de más de nueve países.

La start up ha sido reconocida con diferentes premios a lo largo de estos tres años de vida. El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad les ha concedido el sello Pyme innovadora, han sido finalistas del premio emprendedores y seguridad vial de Línea Directa, o nombrados Start Up Industrial más destacada por el Colegio de Ingenieros de Valladolid.

Además de fabricar y comercializar su propia tecnología, esta ingeniería de Valladolid realiza numerosas acciones formativas para mejorar la Seguridad Vial en diferentes eventos, ferias y jornadas. La atracción principal de sus actividades es lo que ellos llaman el “RiveCar” un coche partido por la mitad que deja visible los asientos traseros y que utilizan para mostrar mediante juegos, la importancia del correcto uso de los elementos de seguridad del vehículo, especialmente los relacionados con la seguridad infantil.