En el marco de Automechanika Frankfurt, MOOG, la marca de dirección y suspensión de Federal-Mogul Motorparts, dio a conocer una renovada identidad corporativa y varios anuncios importantes, entre ellos, que una nueva planta en España comenzará la fabricación de los principales productos de MOOG, que incorporarán su nueva tecnología Hybrid Core. Dicha novedad se centra en incrementar la seguridad, mejorando la durabilidad y ofreciendo mayor calidad, mediante el uso de un refuerzo de fibra de carbono y un tratamiento térmico de inducción.

La tecnología Hybrid Core estará disponible en la gama completa MOOG de componentes de dirección y suspensión cuando sea apropiado. Además del uso de un refuerzo de fibra de carbono para reducir el peso e incrementar la durabilidad, la nueva tecnología también ayuda a ofrecer una gama específica de beneficios de aplicación; por ejemplo, se reduce el par de articulación menor y la mayor flexión radial en las rótulas de suspensión, los brazos estabilizadores y las rótulas de dirección.

“La tecnología Hybrid Core es sólo una de nuestras tecnologías que mejora la gama MOOG”, explica Davor Horvat, Business Director, Chassis, EMEA, Federal-Mogul Motorparts. “También estamos empleando avanzados tratamientos térmicos, nuevos revestimientos, una nueva grasa sintética que confiere una mayor comodidad, y tuercas embridadas de zinc para mayor calidad y seguridad”.

Las innovaciones de MOOG mejorarán su oferta de rótulas de suspensión, brazos estabilizadores, rótulas de dirección, rótulas axiales y varillas estabilizadoras. El endurecimiento por inducción confiere fuerza y durabilidad, lo que también ofrece beneficios añadidos en términos de seguridad y tranquilidad a los clientes; por ejemplo, el acero empleado para los brazos metálicos es más fuerte que los materiales tradicionales. La nueva grasa sintética y los brazos metálicos hacen más sencilla la instalación y optimizan la fricción de los componentes para garantizar que la dirección sea tan suave y precisa como permita el diseño inherente al vehículo.

Los componentes también incorporan un recubrimiento especial de escamas de zinc que confiere un aspecto y acabado premium, mejora la resistencia a la corrosión y, junto a las tuercas embridadas MOOG, posibilita una mayor fuerza de cierre, añadiendo un plus de seguridad.

La nueva tecnología de la marca y la ampliación de su gama existente estarán apoyadas por un nuevo embalaje. La presentación de un embalaje amarillo y azul dará comienzo a una nueva era para la marca y será ampliada a todas sus gamas. La renovada imagen ayudará a MOOG a alcanzar el objetivo de continuar expandiendo su cuota de mercado e incrementar su perfil de marca premium.