La primera fábrica del grupo Volkswagen diseñada específicamente para la plataforma modular eléctrica MEB inicia su construcción en Anting (Shanghai, China), instalación que podría empezar a funcionar en 2020 con una capacidad anual prevista de 300.000 vehículos.

La planta producirá varios modelos eléctricos nuevos de Saic Volkswagen, que incluyen SUV eléctricos puros de tamaño mediano y grande, así como sistemas de baterías. El primer vehículo en construcción será un MEB-SUV de la marca Volkswagen, informa Europa Press.

“A través de la plataforma MEB de Volkswagen podremos producir fácilmente vehículos eléctricos de última generación para nuestros clientes chinos a gran escala”, afirma Diess, presidente de la Junta de Administración del Grupo Volkswagen.

La nueva fábrica de Saic Volkswagen, equipada con más de 1.400 robots estándar, contará con una red de producción basada en la Industria 4.0 y aumentará las tasas de automatización y la eficiencia. Los vehículos que se producirán en Anting se basan en el MEB, la primera plataforma modular automotriz eléctrica pura de Volkswagen desarrollada para la producción en masa de estos coches.