Los españoles consideran importantes los extras de un vehículo, pero más de la mitad desconoce cómo se utilizan. La startup española Clicars indica el 57% no gastaría más de 1.000 euros en los extras. Además, uno de cada tres encuestados desconoce que influyen en el precio de las revisiones, mantenimientos, garantía y en el seguro del coche. Entre los extras que se consideran un capricho están los asientos deportivos, con calefacción y ventilación o de tapicería de cuero.

Según los datos del estudio “Extras” de Clicars.com, los extras imprescindibles para los españoles son el sistema de navegación GPS (20%), los mandos al volante (14%) y la cámara de aparcamiento 360º (14%). La toma de USB o auxiliar (12%), el cambio automático de luces cortas y largas (9%) o los faros de xenón (7%) continúan la lista de favoritos.

El 75% de los encuestados consideran importantes los extras de un coche y que es una inversión que, a la larga, se disfruta y proporciona beneficios. Sin embargo, en el momento de la compra, el 83% cree que les resultaría útil poder contar con una lista del equipamiento del vehículo y su utilidad para tomar una buena decisión.

De acuerdo al estudio, sorprende que más de la mitad de los ciudadanos afirme no conocer la correcta utilización de los extras de sus vehículos. Y entre los considerados como un capricho se encuentran los asientos deportivos (15%), la tapicería de cuero (14%) y los asientos con calefacción y ventilación (13%).

Por otro lado, los complementos no incluidos de serie encarecen el precio final. Según datos de la OCU, la diferencia de precio entre un modelo de coche básico y el mismo modelo con todos los extras que ofrece la marca pueden ser de hasta un 93%. Se trata de un encarecimiento importante, por lo que se deben tener en cuenta las prioridades y la amortización, tanto en uso como en presupuesto. Según datos del estudio de Clicars, el 57% de los encuestados no gastaría más de 1.000 euros en extras para el coche, mientras que el 17% destinaría entre 1.000 y 2.500 euros, y un 12% entre 2.500 y 3.500 euros (12%). Sin embargo, el 15% afirma que se gastaría más de 3.500 euros en extras para poner al coche a su gusto.

A modo de curiosidad, la startup indica que uno de cada tres encuestados desconocía que los extras influyen en el precio de las revisiones, mantenimiento, garantía y en el seguro del coche. Y es que, cuando se va a hacer la contratación de un seguro de coche, la compañía aseguradora pide información sobre las características del vehículo, ya que el precio de la póliza varía en función de sus características técnicas, pero también de los extras que tenga.