El último “Product Portrait” de Diesel Technic está dedicado al servoembrague 6.43006, compuesto por unas 80 piezas individuales y que se caracteriza por el fino acabado de la superficie interna de rodadura donde se sufre más desgaste. Se consigue eliminar la rugosidad de esta superficie gracias a un proceso especial que pasa por exhaustivos controles de calidad.

De esta manera, el servoembrague ofrece un rendimiento y una vida útil superiores a la media. Es muy importante utilizar el líquido adecuado, el cual viene indicado en los servoembragues DT Spare Parts. Otras características son la ligereza de su diseño y su indicador de desgaste, con el cual también se puede comprobar visualmente el desgaste del embrague.

Antes de poner en funcionamiento el nuevo servoembrague, debe comprobarse la existencia de impurezas en el sistema. Una vez que el equipo esté en orden, se deberá purgar el sistema. Siempre se debe emplear el líquido adecuado porque de lo contrario podrían dañarse las juntas. El vástago debe instalarse siguiendo las indicaciones del fabricante del vehículo siempre y cuando se disponga de ellas.

Después de la sustitución del servo -y dependiendo del tipo de vehículo-, quizá deban restaurarse los valores de desgaste en la unidad de control, explica la compañía. Además, se tendrá que realizar un reprogramación con el fin de ajustar el servo al sistema de embrague. El servoembrague sólo debe operar bajo una carga completa de aire comprimido para evitar cualquier defecto provocado por un sobresfuerzo en los componentes internos.