Ingersoll Rand presentó en Madrid ante su red de distribuidores la llave de impacto Premium 2145QiMAX, diseñada para aplicaciones intensas, como reparaciones de camiones y autobuses, equipos agrícolas y de construcción.

La llave 2145QiMAX destaca por su ergonomía para maximizar la productividad y el confort del usuario. Su nivel de duración industrial, junto con su bajo consumo de aire ayudará a reducir los gastos operativos.

Cuenta con 1.830 Nm de par máximo en modo inverso y mecanismo de doble maza TwinHammer, el más duradero y de mayor vida útil de la industria. La carcasa delantera de acero proporciona una mayor duración con una utilización intensiva y el motor de siete paletas proporciona una potencia mayor en aflojado.

La llave 2145QiMAX dispone, además, de una carcasa ligera de composite ergonómica, que protege del aire frío y ofrece un elevado confort al operario, al tener un peso reducido y funcionar con menos ruido. El gatillo de accionamiento progresivo permite una entrega precisa de la velocidad y la potencia, que pude regularse con cuatro posiciones de apretado, que se ajustan específicamente a cada aplicación.

Para que el uso de la llave sea más cómodo, incluye un mando de inversión de giro accionable con una mano y la entrada de aire giratoria de 360° evita retorcimientos de la manguera.