En Automechanika Frankfurt, Liqui Moly presentará dos nuevos aparatos que consiguen apoyar a los talleres independientes en su día a día y brindarles nuevas oportunidades de venta. El primero es el JetClean Tronic II, con el que los talleres pueden limpiar el motor y el sistema de combustible a fondo, así como eliminar los sedimentos por completo y de una manera particularmente rápida.

El equipo se conecta al sistema de inyección o de admisión y bombea aditivos propios para la limpieza, que se han desarrollado para tal fin. Las tareas de limpieza las controla el equipo mismo. “Entretanto, el mecánico se puede dedicar a otras tareas y no tener que realizar al final la complicada purga de aire del sistema de combustible”, aseguran desde la empresa alemana. Para obtener un resultado comparable, habría que desmontar todas las piezas y limpiarlas a mano, una tarea más laboriosa y complicada.

El taller puede ofrecer la limpieza para tratar un problema específico, o también, de manera preventiva, incorporarla a la inspección anual, medidas que pueden ayudar a desmarcarse de la competencia. Según Liqui Moly, el JetClean Tronic II se puede amortizar en cuestión de pocas semanas, dependiendo de la cantidad de limpiezas que se realicen con él. Su uso es apto no sólo para turismos, sino también para vehículos industriales, máquinas de construcción, motocicletas y embarcaciones.

El segundo equipo que la compañía presentará en Frankfurt es el Gear Tronic II para el cambio de aceite en cajas de cambios automáticas -aunque también se pueden incorporar aditivos de limpieza y cuidado para el mantenimiento programado-. La delicada operación de vaciado y llenado simultáneo de la caja de cambios está totalmente automatizada y no requiere supervisión. La guía de menú a través del teclado con pantalla LCD está asistida por ordenador y es muy intuitiva. Además, Gear Tronic II dispone de una base de datos de automóviles que indica el tipo y la cantidad de aceite que necesita el vehículo en cuestión, con el fin de simplificar la rutina de trabajo y evitar errores y reclamaciones costosas.