Meyle facilita el trabajo de los talleres cuando se trata del lavado correcto del circuito de refrigeración. Con la herramienta que ofrece el fabricante, en cooperación con el socio de herramientas Hazet, puede limpiarse el sistema de refrigeración usando sólo agua y aire comprimido, sin necesidad de ningún producto químico agresivo ni de productos de limpieza. La herramienta es de uso universal, adecuada para cinco diámetros de manguera (19, 29, 32, 36,5 y 40 mm), para multitud de aplicaciones de vehículos en el trabajo diario del taller.

En un nuevo vídeo se aclaran los pasos individuales para el lavado del circuito de refrigeración. Las suciedades del sistema de refrigeración e inclusiones de aire reducen la potencia de refrigeración y pueden tener consecuencias graves, por ejemplo, una avería anticipada del retén frontal de la bomba de agua. Por ello, el lavado del sistema de refrigeración debe hacerse con regularidad y de forma correcta, a más tardar al cambiar la bomba del agua.

Además, la garantía para las bombas de agua Meyle rige si se lava el circuito de refrigeración antes del montaje. Pero también un lavado regular es la base para una larga vida del producto.

En el nuevo vídeo-tutorial aclara el fabricante de Hamburgo cómo limpiar fácilmente el circuito de refrigeración del motor en cinco sencillos pasos. En primer lugar, debe enfriarse el motor y purgar el líquido de refrigeración. A continuación, se lavarán el radiador, el bloque del motor y, si es posible, el intercambiador de calor. Con ello se eliminan los residuos y las partículas del sistema las cuales se acumulan a lo largo de los años y, a la larga, merman la capacidad de funcionamiento del sistema. Como paso final se llenará el sistema de refrigeración con nuevo líquido de refrigeración, se purgará el aire y el sistema queda terminado y listo para funcionar.

Las bombas de agua Meyle son especialmente fiables, con detalles perfeccionados como el retén frontal antidesgaste SiC/SiC que se usa en todas las bombas de agua Meyle-HD y en la mayor parte de las bombas de agua originales Meyle-Original y con cojinetes de bombas de agua especialmente resistentes. Por esta razón, el fabricante ofrece para todas las bombas de agua Meyle una garantía adicional de 160.000 kilómetros y una garantía de cuatro años para las bombas de agua Meyle-HD. Condición necesaria para poder disfrutar de la garantía es el lavado del sistema de refrigeración.