Los atornilladores de batería Serie QX de Ingersoll Rand constituyen una nueva gama, que ofrece una solución de apriete totalmente monitorizada en una amplia variedad de configuraciones. Sus múltiples ajustes ofrecen una gran flexibilidad en el puesto de trabajo y puede utilizarse como herramienta independiente o integrarse en un proceso de trazabilidad con comunicación inalámbrica.

La Serie QX destaca por su precisión gracias a su sistema de control de lazo cerrado con control de ángulo y transductor de par. Puede realizar estrategias de apriete avanzadas para un control de procesos y flexibilidad máximos. El atornillador cuenta con ocho configuraciones programables (par/ ángulo/velocidad). La primera gama introducida llega hasta los 12 Nm.
Dispone de pantalla LCD y teclado integrado para programar fácilmente desde la propia herramienta la estrategia de apriete estándar que precisa. El atornillador cuenta además con una conexión USB a través de la cual podrá gestionarse desde un PC con el software ICS Connect las configuraciones de apriete más avanzadas.
Las herramientas equipadas con la opción de comunicación inalámbrica (modelos QXX) pueden conectarse a un Módulo de Control de Procesos (IC-PCM) para su gestión remota, programación de la herramienta y archivado de datos.
El Módulo de Control de Procesos junto con el software ICS Connect permite la programación inalámbrica de todas las estrategias de apriete en un máximo de 10 herramientas por controlador. Esto permite la recopilación de datos en tiempo real y su volcado en base de datos o en una red de control vía conexión Ethernet, bus de campo o E/S digitales.