De acuerdo con los datos publicados por Aeca-ITV, un 20,3% de los vehículos inspeccionados en 2017, más de cuatro millones, no pasaron la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a la primera, porcentaje que supera en un 1,5% al de 2016.

Según Aeca-ITV, la principal razón por la cual aumentase esta cifra en 2017, y que uno de cada cinco vehículos fuera rechazado, es debido a los nuevos límites de emisiones contaminantes para los vehículos diésel. De entre el total de defectos graves identificados, un 16,4% correspondió a defectos graves de emisiones contaminantes: los vehículos rechazados emitieron sustancias contaminantes y nocivas en una cantidad superior a la que permite la ley actual.

El exceso de emisiones suele estar provocado por acumulación de suciedad en el interior del motor, especialmente acusado en aquellos vehículos que realicen, sobre todo, conducción urbana. Esta suciedad acumulada obstruye los dispositivos anticontaminación de los vehículos, limitando su capacidad de funcionamiento y resultando en un incremento de las emisiones contaminantes y nocivas.

Para evitar este tipo de problema, Wynn's ofrece al profesional un aditivo de limpieza que reduce los humos de escape y el hollín. Wynn's Emission Reducer, disponible tanto en versión diésel como gasolina, limpia el sistema de alimentación y evita la acumulación de depósitos en la cámara de combustión, así como el bloqueo del filtro de partículas en los vehículos diésel.

Además, este aditivo tiene garantía; es decir, que, si tras su uso no se pasa la ITV por “Opacidad de los gases de escape” en vehículos diésel o por “Prueba de gases de escape” en vehículos gasolina, Wynn's se compromete a reembolsar el importe del producto.

Para utilizar este aditivo profesional correctamente y con garantía, es necesario añadir el contenido de un envase en, como mínimo, 30 ó 40 litros de gasolina. Además, será necesario que hayan pasado al menos 72 horas entre la aplicación de Wynn's Emission Reducer y la inspección; que, antes de acudir a la inspección, se consuma todo el combustible al que le ha añadido el producto antes de acudir, y haber recorrido un mínimo de 400 km.